miércoles, 22 de junio de 2011

Crónica Quebrantahuesos 2011


Por fin publico mi crónica completa sobre lo acontecido en la primera Quebrantahuesos de mi vida. Se ha hecho esperar ya que para contar en ella todo lo que quería me ha llevado varios días. Antes de iniciar el relato quiero pediros paciencia a la hora de leer el “ladrillo” que me ha salido. Tengo miedo de que se haya convertido en un relato infumable.

En principio quiero hacer un poco de historia de cómo llegué hace apenas un año a este apasionante mundo de la bicicleta. Ya lo comenté en mis dos primeras entradas del blog allá por el mes de Noviembre pero hoy viene a cuento recordarlo. Además seguro que hay algún nuevo seguidor que no conoce la historia.

Por el mes de Agosto de 2009 yo era un tipo de 37 años con una vida muy sedentaria (unos 20 años sin hacer deporte alguno) y +/- 87 Kg de peso con mi 1.80 m de estatura. Decidí poner cartas en el asunto y empezar a practicar algún deporte. De Septiembre del 2009 a Febrero del 2010 practiqué running de una manera más o menos intensiva (4 ó 5 salidas semanales) y mi estado de forma mejoró considerablemente y el pesó también bajó bastante (+/- 80 Kg). La putada fue la lesión que sufrí en mi pierna derecha que me inutilizaba por un periodo de varios meses para este deporte (síndrome del tendón del tensor de la fascia lata). La solución era no correr en todo ese tiempo, mucho estiramiento y fisioterapia. Una lesión que por otro lado es muy “agradecida” y si permite practicar otros deportes como la natación o la bicicleta. Por tanto me decidí por esta segunda vía.

Ahí es donde tomé la decisión. Una decisión fácil ya que viviendo en Sabiñánigo tarde o temprano la bicicleta es un deporte que has de probar. Tenía hace cinco años colgada en el trastero una MTB totalmente nueva en desuso ya que, las dos o tres veces que la utilicé, no me gustó mucho lo de ir por el monte. En su día fue una manera de tirar el dinero y dar que hablar a mi mujer. En esta ocasión le monté unos slicks y me lié a hacer Km en carretera de Febrero a Abril del 2010. El gusano ya me había picado y ahí decidí comprar mi Orbea Onix de carretera. A partir de ese momento la fiebre por la bici ha ido creciendo, creciendo……. de una manera hasta casi enfermiza. Llegué a tener un buen punto de forma en el mes de Agosto hasta que me caí y me rompí (entre otros muchos desperfectos de “chapa y pintura”) la cabeza del radio del brazo derecho. Inmovilización tres semanas del brazo, finalmente operación (un poco de titanio) y tres meses y pico sin bici (del 7 de Agosto al 21 de Octubre).

7 Agosto 2010

13 Septiembre 2010

En este periodo de recuperación, lejos de amedrentarme y coger miedo a la bici, mi pasión fue en aumento y lo pasaba realmente mal (envidia sana) cuando veía a las grupetas de ciclistas por esas carreteras de la comarca. Aquí fue cuando me marqué seriamente el reto de la Quebrantahuesos 2011. Objetivo recuperarse cuanto antes y empezar a dar pedales para hacer una digna QH. Esto me sirvió de estímulo en esos malos momentos. Desde entonces no he tenido otra cosa en mente. Ocho meses después me satisface doblemente el haber podido superar el reto marcado en esos difíciles momentos. Del codo roto ya ni me acuerdo.

21 Octubre 2010

La recuperación llegó y en Noviembre volví a disfrutar como un enano a pesar de haber perdido, como es normal, el punto de forma. Tras tres semanas de descanso un 28 de Diciembre comencé mi periodo de preparación en serio para la QH. Se han ido sucediendo los meses (tres de base, dos de preparatorio específico) y me planté el 18 de Junio con 5200 Km de carretera y un “chorro” de horas de rodillo y spinning.

Llegados a este punto el Gonzalo de Agosto del 2009 ya nada tiene que ver con el de ahora. Soy una persona revitalizada, con un buen estado de forma y “fino, finísimo de la muerte” con un peso estable de 66,5 – 68 Kg (20 Kilos menos que hace dos años, casi nada) y todo ello en la barrera de los 40 (39 exactamente). Ni a mis 17 años de edad me sentía tan bien y tan fuerte físicamente.

Con todos estos antecedentes el objetivo era simplemente disfrutar de esta ya mítica prueba cicloturista, terminarla dignamente y ver cumplido así un “sueño”, relativamente reciente pero un “sueño” a fin de cuentas. Era mi primer gran reto deportivo y la ilusión por afrontarlo era tremenda. Yo me encontraba muy bien y la gente me veía también en muy buen estado. Tal vez el resto del mundo me veía “demasiado bien” ya que muchos me creían capaz incluso de bajar de las 8:00h. En estas últimas semanas me he cansado de desdecirles ya que para mi era un objetivo inviable (nadie mejor que uno mismo para conocer las propias limitaciones, que las tengo y muchas). Haciendo medias de unos 24 Km/h en salidas de 130-150 Km con 2000 – 2500 m de desnivel y siendo muy malo bajando puertos era imposible aspirar a ello. Ni me lo planteé. El tiempo me ha dado la razón ya que he completado la QH a una media de 24,23 Km/h, es decir, según mis expectativas.

Sin casi darme cuenta nos metimos en el día “D” y la hora “H”. Camino de la salida tuve a eso de las 6:30h una de las agradables sorpresas del día. Me encontré con Andrés Montalvo, recién llegado de Zaragoza, preparando el material. Soy un ferviente seguidor de su blog (muy recomendable por su tono, contenidos y su entrada diaria) y tras 7 meses es como de la familia. Nos saludamos, nos deseamos suerte y me presentó a su “perla negra”. La lástima es no habernos podido ver más tranquilamente y con tiempo por la tarde para echarnos unas risas. Otra vez será.

Los nervios el viernes 17 y la misma mañana del 18 eran más que evidentes. Un novato total como yo metido en un pelotón de 9000 tíos era poco tranquilizador. Y más teniendo en cuenta que el 95% de mis entrenos los he hecho totalmente en solitario. De ahí venían fundamentalmente mis nervios y preocupaciones. Decidí por todo ello salir de la mitad hacia atrás imaginando que iba a ser una ubicación más tranquila. De repente estaba ahí solo, rodeado de un crisol de nacionalidades cada una con su lengua (Portugueses y Valencianos por delante, Ingleses y Catalanes a mi izquierda, Vascos a mi espalda y a mi derecha otro tío tan acojonado o más que yo y los setos). El nerviosismo iba en aumento a medida que el reloj se acercaba a las 7:30h. Suelo tener 50 ppm cuando me levanto, pues bien, esperando la salida entre 7:00 y 7:30h estaba a 105 – 110 ppm (mi 60% de FCmax). No os quiero ni contar como estaba cuando sonaron los dos chupinazos. En un abrir y cerrar de ojos me metí en 155 ppm (mi 85%) y no bajé de ahí hasta coronar Somport.

En primer lugar he de desmitificar un poco esos miedos infundados que tenía a la salida. No sé si por mi ubicación o por qué pero fue muy tranquila y sin riesgo alguno. Nadie a mi alrededor perdió los nervios ni en la larga travesía hasta pasar por la alfombra de salida (pitido del chip) ni en los primeros Km. Inmediatamente el grupo se estiró y empecé a tranquilizarme dado que notaba que el “aire corría a mi alrededor”. Pero a la altura del desvío de Yebra de Basa (+/- Km 3) primer “percance” del día. Con la tensión del momento no me acordé de darle al “Start” de mi Garmin. El “mecagüendios” que solté sorprendió a todos los de mi alrededor que me miraban con cara de decir “este tío está loco”. Le di marcha al aparato y tardé unos minutos en quitarme el cabreo de encima, ya que tiene delito que me pase eso el día más señalado del año. Pues nada, tendré para la posteridad el track de la QH 2011 incompleto. Por cierto, hay que desmitificar también los 205 Km de la prueba, en realidad son 200 raspados, ¿no os parece?. A casi todo el mundo consultado le sale esta cantidad de Km en sus aparatos Polar, Sigma, Garmin……..

La travesía por Sabiñánigo primer momento de vello de punta por los ánimos de la gente. Te hace sentir importante. Rotonda de plaza España y bajada calle Serrablo sin problemas yendo prácticamente solo sin ciclistas en 10-15 m a mi alrededor. Una vez llegados a la carretera general de Jaca, y pasado el subidón del gentío por las calles del pueblo, empiezo a notar que algo no va bien. Voy a unas 20 ppm más de lo habitual en ese terreno (155 frente a las 135 habituales). Las piernas están más pesadas de lo que jamás hayan estado. Mal empezamos. ¿Serán las pocas horas de sueño de la semana? (turno de mañanas en el trabajo y mucha tensión en el mismo), ¿será que me he pasado con la carga de Hidratos en los tres días previos habiendo ganado camino de los tres Kilos?. Nunca lo sabré.

Siguiendo la consigna tantas veces escuchada de no quemarse entre Sabi y Castiello bajo el ritmo, incluso llego a bajar plato hasta el alto de Orante para ir mas suelto e intento tomarme el tramo con la misma filosofía de otros días de entreno, es decir, sin cebarme detrás de ningún grupo de los que me pasan a 40 Km/h. Si me voy detrás de ellos no solo no bajo de 150 ppm si no que me voy a 160 ppm. Tiene guasa que a lo largo del día el valor más alto de FC lo tuve en este tramo inicial (161 ppm) ya que en el Marie Blanque no pasé de 159 ppm.

Tal fue la parsimonia con la que me tomé el asunto que en el Eroski de Jaca llegué a tener la sensación de ir el último, o de los últimos, ya que apenas me pasaba nadie. No me extraña nada ya que mi Garmin me indicaba 37 minutos cuando en algún entreno me he metido en ese punto en 29 minutos desde Sabi. Una sensación muy desalentadora que me ayudaba muy poco. Las pulsaciones seguían sin bajar a pesar del ritmo tranquilo que llevaba.

En Castiello de Jaca empiezo a integrarme en grupos y en el terreno llano hasta Villanua intento evadirme de los problemas con mis piernas y la FC alta entablando conversación con los de alrededor: un tío de Huesca al que le pido que me diga donde ha conseguido el mallot con la cruz de San Jorge, otro de Maspalomas que al verme con el chaleco Kapelmuur dice conocer a Luis, David y Tere (familiares de la malograda Mireya), otro de Alcobendas que reconoce también estar corriendo su primera QH ………. Esto me ayuda a sentirme mejor.

Ya cuando empieza lo bueno, es decir, la rampa de Fusileros entro en la normalidad total. Rompo a sudar y mis pulsaciones sin bajar si que se mantienen acorde con el terreno. Es decir, cuesta arriba y ya con rampas de 6-9% si que suelo ir sobre las 150 ppm. Me retroalimento positivamente y las sensaciones por primera vez en el día empiezan a ser muy positivas. Las piernas empiezan a funcionar. Ya soy el Gonzalo de todos los días y de hecho me da hasta igual la mala noticia que me da mi vecino Alejandro (voluntario de la marcha situado en la boca del túnel de Somport a la entrada de Canfranc Estación). La noticia es que en el lado Francés hace aire, frío y está lloviendo, al margen de que en el alto de Somport hay niebla y por tanto baja visibilidad. Debe de ser verdad ya que incluso se ve gente que se está dando la vuelta (pienso que son algunos de los que no quieren repetir la experiencia del 2010) pero me da igual. Me encuentro bien y ya nada me para. Paro a rellenar mis dos bidones casi vacíos en una fuente junto al Ayuntamiento de Canfranc Estación (parada 1). Echo un par de pastillas de Isostar a unos de los bidones reanudo la marcha y me como un plátano para afrontar Somport.

Subo muy a gusto hasta que tengo el segundo percance del día. A unos 400 m de la curva de Rioseta doy un pequeño acelerón para pasar a un par de tíos que me obstaculizaban y noto que algo sale volando de entre mis piernas (no penséis mal canallas !!!). Es el fragmento superior del tapón del bidón que llevo en el tubo vertical de la bici. Esta pieza va sujeta a presión, gracias a un par de patillas, a la pieza que conforma la rosca del bidón. Se debió soltar y voló por los aires. No podía quedarme con un solo bidón toda la prueba por lo que paré sin originar ninguna montonera (afortunadamente circulaba en ese momento por el arcén izquierdo), avisé del obstáculo en la calzada, lo cogí y tras 1 ó 2 minutos reanudé la marcha (parada 2).

Entre unas cosas y otras, posiblemente por las buenas sensaciones recuperadas, Somport se me hizo muy corto. No paré en el avituallamiento de Candanchú ya que llevaba comida y tenía intención de hacerlo en el alto de Somport. Coronando el puerto segundo momento del día con el vello de punta. Cientos de personas animando y quitando hierro a la que se nos avecinaba, y por supuesto dándonos periódicos para el descenso. En el alto de Somport (parada 3) me comí dos barritas y otro plátano, hice una necesidad “fisiológica” y me coloqué el periódico.

No llevaba ni un Km de descenso y tuve que volver a parar, pasada la estación de esquí de fondo de Somport, para quitarme las gafas (parada 4) ya que con la que caía no se veía absolutamente nada. El descenso de este puerto en principio me causaba respeto por el posible apelotonamiento de gente pero realmente lo hice casi solo. Me iba pasando la gente pero tampoco en grupos numerosos. Íbamos todos muy estirados y sin formar grandes grupos. Yo bajé tranquilo, controlando mucho y a una velocidad media de unos 37,5 Km/h (con está velocidad en bajada jamás podré plantearme grandes objetivos en una cicloturista). De todas maneras el tiempo con una mezcla de niebla, viento, agua-nieve y más abajo lluvia tampoco invitaba a arriesgar mucho.

El recorrido de Urdos, Cette-Eygun, Bedous, Sarrance lo hice en solitario. Nuevo plátano para el estómago. La gente me adelantaba, yo adelantaba a otros hasta que casi en Escot, de una u otra manera, empezamos a agruparnos. De todo este último tramo me chocó lo “cerdos” que podemos llegar a ser. No entiendo como los franceses permiten que esta prueba siga pasando por su territorio. El estado en que dejamos la calzada y las cunetas no tiene nombre (envoltorios de geles, barritas, ampollas de glucosa, inhibidores de ácido láctico, periódicos ……………. ). Yo me incluyo entre los cerdos ya que ante semejante desmadre te contagias y terminas contribuyendo. Una pena, de verdad !!!. Afortunadamente la organización (de 10, sea dicho de paso) lo tiene también previsto (http://www.radiohuesca.com/Noticia.aspx?codigo=444049).

Una vez pasado Escot empieza para mi el tramo donde más peligro vi a la hora de irse uno al suelo. Carretera estrecha y, como ya he dicho, por arte de magia nos apelotonamos cientos de ciclistas. De hecho, justo a la salida del pueblo hubo una caída tonta entre dos participantes pero que resolvieron pacíficamente hasta el punto de casi darse besos y todo. Mejor así. Justo antes de los famosos 4 últimos Km del Marie Blanque (parada 5) aproveché para llenar nuevamente mis bidones (dos pastillas más de Isostar en uno de ellos) y aligerar un poco de peso (ya me entendéis). Al inicio del tramo duro me encuentro con un tipo que llevaba una TIME RXR Ulteam impecable (unos 8000 € de bici con las Bora Ultra que llevaba y Super Record). No me puedo reprimir y le digo que “vaya pedazo de maquinón que te gastas”. La contestación me dejó de piedra: “lástima que el ciclista no está a la altura, pero se empeñó mi hermano en regalármela y aquí estoy, no iba a decirle que no”. Jodeeeeeeeeeerrrrr ………… HERMANA, a ver si te estiras !!!!!!, jajajaja.

Y con todo esto a nuestras espaldas afronto por primera vez en mi vida el tan renombrado y archifamoso tramo de 4 Km del Marie Blanque. Duro si, pero llevadero a las alturas de carrera que nos encontramos. La pena es el apelotonamiento de ciclistas que te impide coger un ritmo constante. Son continuos los cambios de ritmo por encontrarte con tapones que te impiden el paso. Y cuando lo encuentras sufres el riesgo de que se te cruce alguien que te tire al suelo. Yo fui toda la ascensión detrás de un ciclista con Maillot verde de Hernani que llevaba un buen ritmo (asumible para mí). El abría hueco y yo a un metro aprovechaba su estela. Esto es básicamente lo que recuerdo de esos 4 Km …… una fijación caso obsesiva por no perder ese maillot verde. Otra cosa que me chocó es que los chascarrillos y demás conversaciones del personal se terminaron en cuanto la carretera empezó a empinarse hasta esos 12-13% de desnivel. Eso era un entierro. Hubo uno que tras pasar el cartel del último Km soltó una frase de alivio ….. “venga que este ya es más suave, el 12% frente al 13% del anterior”. La verdad que ese último Km se me hizo cortísimo. Es más, creo que no hay 1000 m desde el cartel. Entre que ya se escucha el jolgorio de la cumbre (con gaitero de Sabiñánigo incluido) y la aparición de la primera curva de herradura a izquierdas de toda la ascensión, a mí se me hizo muy llevadero. El paso por el alto antológico nuevamente. Tercer momento de vello de punta. Si el deporte del ciclismo le debe algo a alguien es a la afición Vasca. Indudablemente son los más apasionados del mundo con este deporte y el calor que dan a este tipo de eventos (ya sean carreras profesionales o cicloturistas) es espectacular.

Mi paso por el Marie Blanque en vídeo AQUÍ. (Cortesía corriendovoy.com / Cosmos / Ciclismo a fondo).

Una vez coronado Marie Blanque el tapón formado por los ciclistas en el alto era considerable. Prácticamente tuve que parar, de hecho me llegué a desencalar el pié izquierdo para, con pié en tierra, sortear a todos aquellos que habían parado en medio de la calzada. Una vez superado este obstáculo comencé el descenso totalmente en solitario. De repente todo el mundo se había parado en el alto. El silencio de esos primeros cientos de metros de descenso de repente se vio roto por el sonido de una ambulancia que me pasó a toda velocidad y que antes del avituallamiento me encontré asistiendo a un ciclista que se había caído en una curva. El tío estaba bastante jodido. Estaba de pie pero con cara, costado y rodilla izquierda deshechos. Qué lástima. Cuando has pasado por ello no hace tanto tiempo te pasan muchas cosas por la cabeza.

Una vez llegados al mayor de los avituallamientos de la QH, en pleno descenso del Marie Blanque, volví a parar (parada 6) en este caso para mear otra vez y comer un par de medios plátanos y un medio sándwich. Agua no cogí ya que mis bidones estaban prácticamente llenos. Reanudé la marcha camino de Bielle. Bajando a mi marcha (una media de 30 Km/h) y disfrutando del paisaje me di cuenta de dos detalles. Por un lado de la existencia, por primera vez en toda la ruta, de los fotógrafos oficiales de la QH. Por otro de lo poco gratos que somos para determinados aldeanos de la zona. Me encontré con un pastor/ganadero/granjero (llamarlo como queráis) que me miró con un desdén que casi me dio hasta miedo. La verdad que en todo el recorrido francés, salvo en contadas ocasiones, si que noté una frialdad absoluta entre sus gentes. No pasa nada, allí teníamos dando la réplica a nuestras gentes venidas desde Euskadi.

Ya en el llano entre Bielle y Laruns me encontré como una moto. Hice un poco de balance de lo que llevaba encima y me regodeé un rato sobre lo bien que me lo estaba pasando desde las primeras rampas de Fusileros (Canfranc) hasta aquí. Solo por esas tres horas transcurridas desde Canfranc y las sensaciones vividas y experimentadas ya había merecido la pena embarcarse en esta aventura. Me puse a tirar de un grupo un tanto anárquico que pillé y sin darnos cuentas ya estábamos en Laruns.

En la curva a derechas donde empieza el Portalet y dejas a mano izquierda el desvío al Aubisque a alguien a mi alrededor le surgió la duda de si alargar o no la salida subiendo primero este otro coloso del Pirineo de 17 Km y 10% de pendiente. Le hicimos desistir. Tampoco creo que lo dijese muy en serio. De repente ya nos encontrábamos en la “madre de todas las batallas”: El Portalet. Venga, 28 Km que según todo el mundo dictan sentencia en la QH. Vaya por delante que ese mito de que te hinchas a adelantar cadáveres yo no lo vi por ninguna parte. O el cadáver era yo, que creo no era el caso, o la gente iba tremendamente entera. En los grupos que me moví no me encontré a ningún desfallecido o “apajarado” en todo el puerto.

Mi experiencia en este puerto se limitaba a la toma de contacto de hace 10 días. Ascensión de 95 minutos entonces frente a los 115 de este sábado. En los primeros Km suaves aproveché a tomarme un gel y agotar mis existencias de agua. En el avituallamiento líquido una vez pasado el pueblo de Eaux Chaudes (parada 7) nos encontramos con una fiesta “Rave” de mil pares de cojones. Una decena de post-adolescentes “doblados” de pacharán a cargo del suministro de agua. Qué bonita es la juventud !!!. Lleno mis dos bidones (en uno me preparo la “pócima” de Asterix echando tres geles) y nuevamente aliviamos carga (jeje).

Retomo la marcha y otra nueva sorpresa. Me topo con Koro Gabiola (otra de las alegrías del día), una bloger a la que sigo desde hace más de un año y que me encanta por el tono fresco y espontáneo que tiene a la hora de contar las cosas. Va entre otros acompañada de su inseparable Iñaki Iraola. Una pareja espectacular. Los saludo y hablo con ellos un rato. Kilómetros más arriba Iñaki incluso me llega a sacar dos fotos que cuelgan en su blog. Muchas gracias chavales!!!. También me lio a hablar un buen rato con otro ciclista de Zarautz. Lleva una bici Metta Sarin que fue una de mis candidatas hace un año cuando me lancé a este mundo. Le pregunté y me contó todas las bondades de la bici, la marca, el servicio prestado por la marca ……. Para los que no la conozcáis es una marca del propio Zarautz (Mettacarbon) que distribuye componentes de carbono y hace montajes personalizados de bicis previo estudio biomecánico. Allá donde consultéis (blogs, foros….) la opinión generalizada es inmejorable. Este tío me lo terminó de confirmar.

Gracias Iñaki por la foto

Entre unas cosas y otras llegamos al avituallamiento de Artouste. Aquí creo que es donde la “jodí bien jodida”. Sin necesidad de parar (iba bien de líquido, iba bien alimentado) me bajé de la bici (parada 8) me comí un nuevo sándwich, una galleta, fruta y me bebí un vaso de powerade azul. Aquí creo que es donde se empezaron a desatar las hostilidades dentro de mí. Una vez reanudada la marcha lo que empezó siendo un pinchazo como de flato en el costado derecho se transformó en un dolor en todo el bajo vientre que ya me acompañó hasta Sabiñánigo. Un dolor que dificultaba incluso la correcta respiración. Intentaba echar algún gas (pedo para lo menos finos) pero no había manera. Aún paré una vez más en las viseras a tomarme un vaso de sales (parada 9) y ver si podía aliviar ese dolor de vientre. Nada, toco seguir con él. Sinceramente ya no se cual puede ser el desencadenante de este problema. ¿El exceso de alimentación y mezcla de cosas?, ¿el comer muy deprisa?, ¿el exceso de conversación en pleno esfuerzo con distintas personas pudiera ser el desencadenante de ese pseudoflato a partir de Gabas-Artouste?. Otro misterio sin resolver.

En definitiva, que se vio truncado el disfrute que venía arrastrando desde Canfranc. Ahora tocaba sufrir los últimos 60 Km. Lo paradójico es que de piernas iba bien y eso me fastidiaba mucho. Bien se vale que casi sin darme cuenta entramos en la parte final del Portalet y ahí pude vivir el momento más mágico desde que voy en bici. Era un momento muy esperado por todo lo que me habían contado pero aún así la realidad superó todas mis expectativas. Ahí estaba otra vez la carretera plagada de gentes venidas del País Vasco animándonos, dándonos fruta, agua, Coca-cola ………. con una sonrisa y una pasión en sus caras indescriptible. A mi paso por el alto del Portalet no pude evitar derramar lágrimas de emoción porque aquello fue demasiado “para el body”. Si estás leyendo este “ladrillo” y eres una persona ajena al mundo de la bici ya estás comprando una, empezando a entrenar y en Diciembre te inscribes en la QH. Solo por el momento vivido en Portalet merece la pena. Podría estar horas hablando de ese momento ya que fue tan intenso que no se puede describir en un solo párrafo. Ya estoy deseando que llegue el tercer sábado de junio del 2012 solo por volver a vivirlo.

Una vez iniciado el descenso y con el vello aún de punta y las emociones a flor de piel me detuve (parada 10) en el avituallamiento de Formigal (en esta ocasión ni para comer ni beber) para llamar a casa y decirles a mi mujer e hijo que en hora y media estaba en meta. El descenso se me hizo incómodo por estar el tráfico plenamente restablecido. Nuevamente velocidades de globero (35 Km/h de media en todo el tramo hasta el inicio de Hoz) y viendo como la gente me pasaba como aviones adelantando incluso a los coches que iban delante de mí en caravana a no más de 40 Km/h.

Una vez ya en Hoz de Jaca era cuestión de apretar los dientes y pasar ese corto pero duro trámite que son los dos Km de puerto. La situación era un poco similar a Marie Blanque. Demasiada gente para una carretera estrecha y, en este caso, sin la referencia de mi “amigo” de Hernani para abrirme paso. Fui haciendo eslalon hasta llegar al terreno hormigonado del mirador, zona en la que, entre el gentío y la ilusión de salir con buena cara en las fotos de la organización, el cansancio parecía menor.

La gente a mi alrededor ya cantaba victoria. Yo, como conocedor de la zona, sabía que quedaban dos cosas muy jodidas. Una la rampa entre el túnel de la presa de Búbal y el alto del mismo nombre y lo peor de todo el tramo Biescas – Sabiñánigo. Siempre que voy por el Cotefablo o por el Valle de Tena a hacer puertos lo peor de todo es este tramo. Le tengo un asco que no os podéis ni imaginar. Es una putada de trayecto ya que de llano no tiene nada. Para mí que hay una fuerza misteriosa que se opone siempre al avance de mi Orbea. Lo odio, de verdad. Y este 18 de Junio se me hizo más interminable que nunca. Con Eolo dando de cara, yendo en solitario entre Biescas y Senegüe (curiosamente ubicación de mi lugar de trabajo) y mis pinchazos insoportables en bajo vientre el sufrimiento fue casi extremo. En Senegüe, a 6 km de meta, me pasó un grupo numeroso al cual me acoplé en último lugar y ya me dejé arrastrar hasta la meta. La recta final la hice muy despacio en busca de mi hijo y mujer. Me hacía muchísima ilusión verlos ya que han sido los principales “sufridores” (largas ausencias en mis horas de entreno) debido a esta nueva afición (pasión diría yo) por la bicicleta. Allí estaban y nuevamente la emoción volvió a embargarme.Va por ellos !!!!.

Como ya he dicho al principio el objetivo era terminar el reto dignamente, por lo que al pasar por meta ni miré el tiempo realizado. Años atrás consideraba unos superhéroes a todos los participantes de esta prueba. De buenas a primeras yo soy uno más y me enorgullezco de mi mismo como muy pocas veces lo he hecho por haber estado a la altura del evento. Era consciente que por mis características y si el día se me daba más o menos bien iba a bajar de las 9 horas. Y así ha sido: 8:27h y diploma de plata.

¿Errores y cosas que pulir de cara a nuevas ediciones?. Claro que las hay. En este último mes tenía una obsesión y no era otra que hacer el recorrido una vez antes del 18 Junio. Por unos u otros motivos (trabajo, falta de tiempo, temas familiares, desaconsejado por la gente ………) lo he dejado correr. Quería saber a lo que me enfrentaba para el día “D”, aprender de los errores y saber cómo hacer las cosas correctamente. No quería experimentar en ese día como así fue.

Uno de los errores que he cometido ha sido cambiar la pauta de alimentación. En mis anteriores entrenos de 130-150 Km tenía una pauta muy marcada y que me ha dado siempre un extraordinario resultado. La idea era seguirla pero el cambio obligado de determinados alimentos (sustitución de mis queridos Huesitos, poco aptos para llevarlos en maillot en pleno verano, por barritas), la introducción de las pastillas Isostar sin haberlas probado con anterioridad, los sándwiches, galletas, Powerade ………. proporcionados por la organización y jamás consumidos por mí en ruta …….. me llevaron a ir descontrolado en este aspecto todo el día. Al margen de forzarme a hacer paradas que en condiciones normales no hubiese hecho. Lección aprendida. De cara a 2012 seguiré esa pauta de alimentación e hidratación que tan bien me va y los experimentos con gaseosa para los meses de antes.

Otro error pudo estar en los días previos. La famosa carga de hidratos de carbono tal vez estuvo sobredimensionada. No sé hasta qué punto es normal coger casi tres kilos entre Miércoles y Sábado. Insisto en lo de antes, parece que nos volvemos locos ante eventos extraordinarios como el del sábado y cambiamos lo que tan bien nos viene funcionando a diario. Yo como muy bien habitualmente (5 comidas día y trato que sean equilibradas). Los días anteriores a salidas exigentes de unas 6 horas aumento la proporción y cantidad de hidratos y así suelo funcionar muy bien. La excesiva pesadez de piernas del sábado en los primeros 40 Km pudo deberse a esta excesiva carga de HC.

También me he dado cuenta con esta primera experiencia que no es necesario salir tan atrás. Mis miedos eran un poco infundados. En próximas ediciones trataré de estar más adelante y coger un buen grupo. Confío en que los nervios me dejen disfrutar de esta primera parte del recorrido y no repetir las malas sensaciones de este año.

Hay cosas que ya se escapan al control de uno. El hecho de haber ido toda la semana previa a trabajar en horario de mañana (6:00 – 14:00h), en el turno “burócrata” que llamo yo, en el que se desatan todas las tensiones y por extensión la salud metal de uno se ve seriamente afectada, tampoco ayudó mucho a afrontar la prueba con la necesaria “paz interior”. Terminé el viernes por la tarde “desfondado” psíquicamente tras una semana durísima en el trabajo y algo falto de horas de sueño (una media de 5 ó 6 horas dormidas por día).

Por último, y ahora ya con vistas a bajar tiempo en futuras ediciones, está claro que tengo que mejorar en las bajadas. En salidas en grupo soy de los que tiene que esperar al coronar, pero por el contrario son el resto los que me tienen que esperar a mí al llegar abajo. Pierdo bajando lo que con tanto esfuerzo gano subiendo. Pero al igual que reconozco tener aptitud para subir también digo que soy nulo para bajar. No es miedo, es respeto. No me gano la vida con esto, tengo a dos seres queridos esperándome en casa cada Sábado o Domingo y además quiero disfrutar de la bici y tenerlo todo bajo control. Por encima de una determinada sensación de velocidad la cosa deja de estar bajo control según mi percepción e instintivamente las manos van al freno. De todas formas lo trabajaré este año. Aunque pueda no parecerlo algo he mejorado de unos meses a esta parte desde que adopto la posición baja del manillar en los descensos. Un centro de gravedad más bajo y una forma más directa de atacar las manetas de freno me han dado más seguridad.

Ya casi para terminar no quería dejar de hablar de lo orgulloso que me siento de ser de esta tierra y ver como la opinión generalizada de todos los participantes en la prueba es extraordinaria. Gente curtida en mil cicloturistas y con capacidad para comparar coinciden en que esta es la reina en todos los aspectos, pero fundamentalmente a nivel organizativo, medios e infraestructura. Yo no puedo comparar ya que es mi primera experiencia pero me limito a recoger la opinión de muchos compañeros de ruta de toda España durante este Sábado pasado. Por ello no entiendo la obsesión de algunos despechados (posiblemente por quedar fuera en el sorteo) por criticar y echar por tierra a la mejor de las cicloturista de este país. Es algo que me toca mucho los huevos (perdón por la expresión). Ayer sin ir más lejos echando un vistazo al blog de mi querido compañero Fran Rosales me encuentro con un tipo haciendo un comentario del estilo “la QH no mata” y queriendo vender que la “Super-Bonaigua o la Cadi-Moixeró” son mejores pero no “tienen la fama de la QH”. No quise contestar ahí por no generar mal rollo en el blog de mi amigo pero a esta gente solo quiero decirles que la fama se gana, no se regala. La fama o la buena reputación cuesta mucho conseguirla y conservarla y nada perderla. La QH lleva 21 años superándose y difícilmente va a ser desbancada. Le pese a quién le pese.

Bueno, sufridos lectores, a todos los que hayáis llegado hasta aquí felicitaros por haber aguantado todo el relato sin desfallecer. Su lectura reconozco que es algo más dura que la propia QH. No me extiendo más y os dejo tiempo para hacer otras cosas. Solo os prometo que la crónica del 2012 será más “escueta”. Entender la emoción y excitación de mi primera vez, es por ello por lo que he querido transmitiros lo más fielmente posible todo lo acontecido y todo lo que me paso por la cabeza ese 18 de Junio de 2011 (día grabado a fuego para mí para el resto de mi vida). Vendrán otras Quebrantahuesos en el futuro pero como esta ninguna.

Daros las gracias nuevamente por el seguimiento que hacéis de mi blog. Seguiremos dando pedales.

Lourdes, Marc ...... perdonad mis largas ausencias y gracias por vuestra comprensión. Os quiero más que a nada en el mundo !!!!!.

sábado, 18 de junio de 2011

Resumen QH 2011


Objetivo anual cumplido. Diploma de plata (8:26h).

Salida

Track: http://connect.garmin.com/activity/93178052 (poner unidades en sistema métrico parte superior derecha).

Clasificación general oficial AQUÍ. El 4781 de 8715.

En este track faltan los 2-3 primeros kilómetros ya que con la tensión de la salida no me he acordado de poner en marcha el Garmin hasta el desvío de Yebra de Basa.

Sensaciones muy dispares a los largo de los 205 Km.

Entre Sabiñánigo y Canfranc me sentía muy pesado, especialmente de piernas. Creo que me he pasado con la carga de Hidratos esta semana previa (el horario de trabajo tampoco ha acompañado en lo referente a horas de sueño). Al romper a sudar de verdad, con las primeras rampas serias de Somport (fusileros), el cuerpo se ha arreglado.

Me he encotrado bien desde Canfranc a Gabas (mitad ascensión Portalet). Disfrutando de la prueba como un poseso a pesar de la niebla, la lluvia y el frio. Marie Blanc muy bien aunque es imposible coger un ritmo que te ayude a subir más cómodamente. El famoso tramo final de 4 Km es lo más peligroso de toda la prueba ya que el personal va haciendo "eses" y el riesgo de caidas es muy grande. A mi han estado a punto de tirarme dos veces. En el llano hasta Laruns me he permitido el lujo incluso de tirar de un grupo numeroso. Mis sensaciones ahí eran tremendas.

Entre Gabas y Sabiñánigo he tenido unos problemas gastrointestinales que me han hecho la vida imposible en todo ese trayecto. Esto supongo que ha sido por toda la mezcla de cosas que le he metido al cuerpo (plátanos, barritas, geles, sandwiches, pastas, Aquarius, Poweade., sales......). Mucha comida e ingerida muy deprisa. Ya tengo dos lecciones aprendidas para el año que viene (bueno, en realidad tres, ya que en 2012 no pienso salir de los últimos). Tiempo de ascensión de Portalet 115 minutos (el sábado pasado fueron 95). Sensaciones en el puerto muy malas desde Gabas (no por las piernas, si no por mis tripas).

Lo mejor la organización, los voluntarios y la afición Vasca a este precioso deporte. Lo de Marie Blanc y Portalet es para vivirlo. Uno derrama hasta lágrimas de emoción al verse en medio de un pasillo de aficionados dándote ánimos como hacen ellos. Eskerrik asko !!!!. Sois los mejores !!!!.

Por cierto he conocido al "pajarraco" de Andrés en persona antes de la salida. Qué crack está hecho. Me intriga saber si ha conseguido el objetivo de bajar de las 7 horas. Seguro que si.

Bueno, no penséis que con esto despacho mi crónica de la QH. En los próximos días me extiendo un poco más. El resumen es que se trata de una prueba dura con "cojones". Hables con quién hables todos pasamos en un momento dado por algún mal momento. Por ello, si alguno de vosotros está pensando en hacerla por primera vez en el futuro, no os marquéis ningún objetivo. La Quebrantahuesos es mucha Quebrantahuesos !!!!!.

Links prensa local:

(Diario del AltoAragón)

(El Periódico de Aragón)

(Heraldo de Aragón)

(Radio Huesca - Cadena SER)

viernes, 17 de junio de 2011

Pre-QH 2011

Llegó ya el día tan esperado y para el cual nos hemos estado preparando más o menos intensamente desde finales de Diciembre. Esta semana, desde el domingo hasta hoy, ha sido muy ligera en cuanto a carga. Tres salidas a rodar simplemente con 141 Km totales a una media de 27,7 Km/h (apenas 5 horas).

Me imagino que como todos vosotros estaréis de macarrones, tallarines, spaguetti, purés, ensaladas varias, tostadas, fruta, queso fresco, yogures, cuajadas, pollo, pavo, pescado, miel, zumos, agua ……….. hasta las cejas. Miércoles, Jueves y hoy es un “sinvivir”. Comiendo y bebiendo a todas horas. Por glucógeno acumulado no será, y además bien empaquetado ya que con tanta agua van a crecer ranas dentro de mí. De 66 Kg he pasado a 68 Kg en unos días.

Ya centrándonos en lo de mañana, no lo voy a ocultar y un cierto “canguelo” sí que hay en mí. No por el recorrido, ya que más o menos lo conozco y creo saber cómo afrontarlo, si no por el hecho de compartir ruta con 9000 tíos. Para alguien como yo no muy acostumbrado a ir en grupo esto es algo “duro”. Ya veremos donde colocarnos (de la mitad hacia atrás). Tensionado inevitablemente voy a ir en la primera parte de la prueba.

La preparación que he llevado ya la conocéis. Puedo decir que llego bien, con un punto como para disfrutar del día y no arrastrarme. ¿Objetivo?, pues siendo mi primera QH no puede ser otro que acabarla. Lo de buscar un tiempo ya lo dejamos para otros años tomando como referencia este. Llego a la prueba con:

  • 5229 Km de carretera (203 horas a una media de 25,8 Km/h y una FCmedia de 131ppm - mi 72%).
  • 30 y pico horas de rodillo/spinning.

Para ser mi primera temporada completa yendo en bici no está nada mal. Espero cumplir con el objetivo ya que tanto tiempo solo por esas carreteras ha supuesto sacrificar cosas tan importantes para mí como estar con los míos (hijo y mujer). Ambos dos se merecen un monumento por lo pacientes que han sido todo este tiempo. Si la cosa sale bien indudablemente ellos van a ser los primeros en los que me voy a acordar.

Quiero daros las gracias en este día tan especial a todos aquellos que me habéis seguido en estos meses. 3000 y pico visitas al blog eran impensables para mí cuando empecé con esto. Gracias especiales para los asiduos: mi sobrino Jorge, Alex, Andrés, Fran, David, Alberto, Alain, Mónica, Gelu, Antonio, Victor (muchos ánimos con tu recuperación del codo), Trevor……….. A partir del lunes espero ser más ameno con los contenidos. El formato de las entradas del blog, una vez consumado el objetivo del año, intentaré que cambie. Adiós a entrenos encorsetados y bienvenida al disfrute de la bici (salidas, rutas ………….). No tengo la verborrea ni gracejo de Andrés escribiendo pero espero superarme en esto también, tal y como he hecho sobre la bici.

Nada más por hoy. Me voy a por el dorsal y a empaparme de ambiente QH. Espero veros por ahí a alguno de vosotros. Los que estáis en carretera o pendientes de ello mucho cuidado. A todos suerte para mañana.

sábado, 11 de junio de 2011

Portalet


Track: http://connect.garmin.com/activity/91586558 (poner unidades en sistema métrico parte superior derecha).

Descripción: 77,88 Km en 3:19h (23,4 Km/h) con un desnivel de 1868 m. 134 ppm de FCmedia (74%) y 163 de FCmax (90%). Cadencia media de 89 rpm.

Sensaciones: Haciendo caso de la recomendación de Chema Arguedas (ver mi anterior entrada) hoy me he metido la bici en el coche y me he ido a hacer el recorrido Sallent de Gallego - Laruns - Sallent de Gallego.

Perfil de la salida

Esta era la primera vez que afrontaba el puerto de Portalet por la vertiente Francesa. Me imagino que nada tienen que ver las sensaciones experimentadas hoy con las que viviré dentro de una semana con el cansancio de 130 Km en las piernas tras superar Somport y Marie Blanc. Visto desde este otro punto de vista (el de una QH) reconozco que se tiene que hacer interminable (nada nuevo, ya que es lo repetido tantísimas veces por todos aquellos que habéis hecho esta prueba). O eres fuerte mentalmente o esos carteles anunciando Km a Km la distancia hasta el alto (y pendiente media del siguiente Km) pueden destrozarte. Recomendación: No mirarlos.

Hoy, con tan solo 39 Km en las patas y 28 de ellos de descenso, las condiciones eran óptimas para hacer una ascensión dando lo mejor de uno mismo. Y así ha sido ya que en apenas hora y media me he plantado en la cima a una media de poco más de 18 Km/h. Sensaciones tremendas y tan solo un poco espeso en los primeros Km (curiosamente los más suaves) producto de lo entumecido que estaba tras el descenso. Este ha sido un martirio, por lo largo que se me ha hecho y el frio que he pasado. Uuuuffffffff ....... no quiero ni pensarlo. En mi año y medio yendo en bici jamás había pasado tantísimo frio, ni en mis salidas de este invierno pasado a -8ºC.

No voy a extenderme con las características del puerto ya que hay mucha literatura al respecto. Hay nueve Kilómetros un poco más exigentes con porcentajes del 6-8%(kms 9 al 11, kms 14 al 17 y kms 22 al 26,5). El resto esta entre el 3-4 % e incluso tienes algún descanso como el existente una vez superada la presa. Dicho así parece un puerto asequible (y lo es realmente si se hace según mi plan de hoy) pero ya os contaré la semana que viene. Posiblemente (posiblemente no ..... seguro!!!!) me tendré que tragar mis palabras y vosotros me lo recordaréis. Que bonita es la ingenuidad del novato !!!!.

En resumen puedo decir que cada día me siento mejor en este terreno y creo que con los años, y espero no pecar de falta de modestia, llegaré a ser un buen escalador. En otros terrenos no disfruto ni por asomo, como en este. Este hecho es fundamental para mejorar en un terreno determinado. Hoy, por ejemplo, el puerto estaba lleno de ciclistas y me he puesto "ciego" de dar los buenos días a un buen puñado de ellos pasandoles por su izquierda (en el descenso era al revés). Me siento ligero, no me extraña con mis apenas 66 Kg y 180 cm (71 Kg en Diciembre), y la verdad que subo muy bien con todo el lastre que he quitado.

Bueno, cambiando ya de tema he de decir que el resto de la semana no me he estado quieto aunque la intensidad y volumen han sido muy bajos. Resumiendo han sido tres salidas con 150,49 Km en 5:57h (25,2 Km/h) con un desnivel de 1596 m. 123 ppm de FCmedia (68%) y 149 de FCmax (80%). Cadencia media de 82 rpm. Por las pulsaciones medias os podéis imaginar que las salidas han sido a rodar y poco más. Esta va a ser la tónica en los próximos días, sin olvidar el masaje de descarga programado para el Martes. Las piernas van a ser las más mimadas en estos días ya que también toca quitar los "pelacos" que andan un poco descuidados...jajajaja.

Espero esta semana sacar algún rato para contaros alguna sensacción (las propias de un "nervioso" globero ante su primer gran reto sobre la bici). Cuidaros y ya no os exprimáis mucho. Me voy a dormir que dentro de 8 horas quiero levantarme para rodar un par de horas. Ciao !!!.



PD: hoy no hay fotos ya que he disfrutado tanto que me fastidiaba parar para hacerlas.

martes, 7 de junio de 2011

Cambio de planes

En los últimos días me han surgido dudas sobre la posibilidad o no de hacer el recorrido de la QH este próximo Sábado día 11. Todo el mundo te suelta la consigna de que ha llegado la hora de descansar y no hacer grandes esfuerzos de aquí al día 18-J. Incluso Chema Arguedas así lo dice en su libro "Planifica tus pedaladas". De ahí que decidí recurrir a él.

Chema tiene un tema abierto ("II Foro de Chema Arguedas "Planifica tus entrenamientos" ) en el foro de Ciclismo A Fondo, apartado de "Salud y entrenamiento". Como soy asíduo a este foro le hice la siguiente consulta que amablemente me contestó:
Una pregunta Chema !!!!.

Resulta que este año no he pasado de los 150 Km y 2300 m de desnivel en una misma salida. En 15 días afronto mi primera QH y querría este próximo sábado 11 "reconocer el terreno" y hacer el recorrido (196 Km sin la variante de Sabiñánigo). De todo el recorrido las ascensiones de Marie Blanc y Portalet por el lado francés son desconocidas para mí. Quiero saber a lo que me enfrento teniendo una referencia previa.

Ya sé que lo desaconsejas en tu libro (el hecho de hacer grandes "excesos" una semana antes) pero , ¿se podría hacer a un ritmo suabe, parando muchas veces para hidratar y comer tranquilamente..... ?.
Contestación de Chema:
Lo siento pero no te lo aconsejo y creo que rendirás más y mejor el día de la marcha si dejas el coche en Sallent subes lo que queda al Portalet, bajas a Laruns y subes el Portalet. Más que suficiente y en plan tranquilo y sin forzar mucho. Lo que te vas a encontrar en el Marie Blanque...mentalízate para estar cerca de 30' para 5 kilómetros y no hay mas. Dependiendo de las horas que lleves de entreno en el año, con 150km y ese desnivel, puedes afrontar bien la QH, un saludo.
Claro y en botella. Las horas que llevo de entreno en esta temporada son unas 215 (180 horas en carretera y unas 35 en rodillo o bici de spinning). Considero que es una buena preparación para mi nivel ya que, dicho de otra manera, estamos hablando de 4800 Km en carretera. En resumen, que le voy a hacer caso. Haré salida con mucho volumen (Sabiñánigo - Laruns - Sabiñánigo) pero a baja intensidad. Por delante quedarán siete días de rodar muy suave y mucho descanso.

Mi dorsal

domingo, 5 de junio de 2011

Portalet - Balneario Panticosa - Hoz de Jaca - Betés


Track: http://connect.garmin.com/activity/90265289 (poner unidades en sistema métrico parte superior derecha).

Descripción: 120,13 Km en 4:56h (24,3 Km/h) con un desnivel de 2267 m. 135 ppm de FCmedia (74%) y 164 de FCmax (90%). Cadencia media de 85 rpm.

Sensaciones: Mañana espectacular, algo fría (10 ºC cuando he salido) pero con un cielo azul precioso en el Valle de Tena. Tras el cabreo de ayer por hacer caso "al hombre del tiempo" y no salir con la bici (día perdido tontamente) hoy me he liado la manta a la cabeza y me he dicho: "qué séa lo que quiera pero hoy allá que nos vamos". Espero que las previsiones climatológicas de los próximos 15 días séan tan "acertadas" como las de este fin de semana. No han dado ni una (bueno, los de Aragón TV si que acertaron lo de lluvia al atardecer). Ahora mientras estoy escribiendo esta entrada la cosa se está empezando a poner féa por afuera ......... "me río del mundo yo ahora".

Hoy salida exigente con desnivel por el Valle de Tena con los puertos de Portalet (vertiente Española), Balneario Panticosa, Hoz de Jaca y Aso-Betés. La lastima ha sido que la hora de "fichar en casa" se ha echado encima y se ha quedado para otro día el puerto de Barbenuta. Habiendo añadido este puerto la salida hubiese quedado "redonda".

Perfil

Hoy no me voy a extender mucho en la descripción de la ruta. Os pego unas fotos y seguro que disfrutáis mucho más con ellas que con mi "fluida prosa". Simplemente comentar que la segunda parte de la ruta ha sido compartida con mi colega de curro Alberto Pérez (el mismo que hizo un séptimo puesto en la QH creo que del año 2001, la del homenaje a Chiapucci). Estando en mi "parada técnica" del Balneario ha aparecido por ahí. Curiosamente también venía de Portalet y por lo visto hemos salido los dos de Sabi con una diferencia de 10-15 minutos. De haberlo sabido podriamos haber ido juntos desde el inicio.

Alberto y yo

La cera que me ha metido en Hoz y Aso-Betés no está en los escritos. Por no hablar del tramo Biescas - Sabi donde nos ha "crujido" a mi y a un grupo de otros 4 ciclistas que hemos pillado. Un portento de tio para los deportes de fondo. Andrés, si quieres te lo dejo un rato. Este si que es un "pajarrako" de los buenos. A mi hoy con su frase lapidaria de "jodo, yo este año aún no había subido a este ritmo" me ha terminado de desmontar. Sobre todo viendo que tu vas a tope y el "casca que te casca" más fresco que una lechuga y encima te dice eso. Por cierto Alberto, miedo me da hacer la vuelta al Serrablo que tenemos pendiente. Ese puerto de Serrablo desde Boltaña se me puede hacer eterno yendo con el gancho tras de tí.

Bueno, que no me enrollo más y ahí van las fotos prometidas:

Embalse de Bubal

Embalse de Lanuza

Por embalses no será. Y encima aún nos quieren hacer unos cuantos más en el AltoAragón los "Pantaneros de los cojones" de este país. Voy a cambiar de tema que me caliento.

Portalet

Llegada al Balneario

Lago del Balneario

Rampas de Hoz

Mirador de Hoz

Betés

Bueno, con esto ya vale por hoy. La semana que entra será ligera de Lunes a Viernes. Sin gran carga de trabajo. El Sábado 11 hay intención de hacer el "ensayo general" de la QH. A ver cuantos nos juntamos. Ya os contaré.

Cuidaros !!!!.

viernes, 3 de junio de 2011

Villanovilla


Track: http://connect.garmin.com/activity/89823535 (poner unidades en sistema métrico parte superior derecha).

Descripción: 55,82 Km en 1:58h (28,3 Km/h) con un desnivel de 489 m. 128 ppm de FCmedia (70%) y 141 de FCmax (77%). Cadencia media de 79 rpm.

Sensaciones: Hoy el plan inicial era Sabiñánigo - Val d'Echo con la intención de hacer cuatro horas y pico de resistencia aeróbica al 65-75% de mi FCmáx (más o menos 125-130 Km). La mañana ha salido buena por aquí arriba (a diferencia de lo que nos espera este fin de semana) pero el que no ha amanecido tan bien ha sido mi hijo. Hemos pasado todos en casa una noche de perros con sus anginas por lo que a las 7:00h no estaba el cuerpo para mucho madrugar. Finalmente a eso de las 11:00h me he decidido a salir un par de horas.

El objetivo ha seguido siendo el mismo (resistencia aeróbica) pero en formato reducido. Para ello he retomado mi "ruta estrella" para días en los que no dispongo de mucho tiempo. Ya he comentado alguna vez que en Villanovilla a este paso le ponen mi nombre a una calle, o como mal menor me nombran el próximo alcalde (bueno, eso no se si el posible ya que me parece que es pedanía de Castiello de Jaca). La de veces que me habré acercado hasta ese pueblo. No llevo la cuenta.

Día expléndido en Villanovilla

Respecto a la salida poco más que comentar. Hoy ya hemos vuelto a salir de verano tras dos días en los que habíamos echado mano de la ropa de entre-tiempo (por no decir invierno). Por cierto, no quiero ser agorero pero ya me ha dicho "Radio Tour" que para el día 18 de Junio vamos a tener un "replay" climatológicamente hablando de la QH-2010. Nos espera un mes de Junio lluvioso por estos lares. Así que los que vengáis ir preparando material.

Yo sin ir mas lejos hoy ya me he hecho con un buen chaleco corta-vientos e impermeable. Tope de gama de la marca Lider-Import (LIDER) con los colores del equipo Sabiñaniguense AACC Kapelmuur.

Chaleco Kapelmuur

Para los que no conozcáis esta marca deciros que hacen una ropa de calidad con los mejores materiales (han llegado incluso a vestir a la selección Española de ciclismo en todas sus modalidades). Os recomiendo sus culottes con banada tope de gama D-120. Increibles!!!!. El problema es que no venden a particulares. Comentarlo con vuestro tendero si queréis conseguir prendas de esta marca o también os podéis poner en contacto con Tere o Luis de BiciAventura Sabiñánigo. Su atención es una gozada.

Contador vestido con LIDER

Ya cambiando de tema ahora viene la pregunta del millón: ¿y para mañana qué?. Pues o mucho cambia la cosa o nos tocará hacer sesión de spinning. Una putada ya que no tiene nada que ver con el planazo que me hice hace unas semanas (Sabi - Cotefablo - Ordesa - Cotefablo - Balneario Panticosa - Hoz - Sabi). Desalentador el panorama.


Menos mal que finalmente no me apunté a la cicloturista de la Jacetania, que es mañana y parece ser que muy pasada por agua. De todas maneras, como ya os he dicho, tal vez hubiese sido un buen test de cara a la QH que nos espera el 18-J. Ojalá el "oráculo" no esté en lo cierto.

jueves, 2 de junio de 2011

Vuelta por Oroel y Javierrelatre + Monrepós por Caldearenas

Track: http://connect.garmin.com/activity/89612250 (poner unidades en sistema métrico parte superior derecha).

Descripción: 113,15 Km en 4:17h (26,3 Km/h) con un desnivel de 1625 m. 131 ppm de FCmedia (72%) y 161 de FCmax (88%). Cadencia media de 87 rpm.

Sensaciones: Mañana fresca otra vez, lo que ha hecho que saliese bien abrigado. A media mañana ya ha salido el sol y me sobraba todo (parada para quitar capas). Buen entreno con dos puertos interesantes y terreno rompepiernas.

Pelfil

Salida dirección Jaca para calentar (falta hacía) en terreno favorable. Una vez ahí he cogido la carretera que sube a Bernués por el puerto de Oroel. De este puerto ya hablé semanas atrás por lo que no voy a repetirme. Simplemente decir que es uno de esos que yo catalogo como "agradecido". Pendientes constantes de entre el 4-6% que se sube con suma facilidad (y más siendo el primero del día).

Una vez coronado el puerto tenemos por delante un descenso tremendamente tendido de 17 Km. Acto seguido he cogido la carretara de Javierrelatre que es un terreno rompepiernas que hace mucha "pupa" en las piernas ya que es un sube-baja constante por una carretera en un pésimo estado (por lo menos me he encontrado con los de Obras Públicas bacheando, aunque no se qué es peor).

Pasado el pueblo de Javierrelatre (donde aprovecho a coger agua y prepararme un bidón con dos geles disueltos) la carretera mejora y se ensancha al igual que se hace menos exigente. Ya en Caldearenas me he desviado dirección Monrepós repitiendo la ascensión de hace justo una semana. Del "Petit Marie Blanc" también os hablé, pués bien, hoy se me han hecho más duras esas rampas del 11-12% ya que el kilometraje que llevaba encima era muy superior al de hace 7 días.

He repetido descenso por la carretera general actual. Decir que este descenso entraña un peligro de la leche (ya estamos ........ habló el experto en bajadas!!!) ya que existen unas juntas de dilatación paralelas a la línea que delimita el arcén que en algunos casos son más anchas que una rueda. Os podéis imaginar la galleta que se puede pegar uno si metes la rueda ahí.


En defimitiva, hoy he tenido el día para disfrutar de mi bici que llevaba esperando una laaaaaaaaaaaaarga semana. Sensaciones muy buenas (ya no es noticia) y un plus que me ha dado el hecho de sentirme hoy a gusto sobre la bici. Sois sabedores de lo raro que soy para los ruidos en la bici. No soporto ni siquiera aquellos que son imperceptibles para el resto de los mortales. La verdad que algunas veces yendo en grupo me tiro de los pelos cuando escucho los ruidos de las bicis del personal. Pués bien, llevaba unas salidas con un ligeriiiiiisimo "tac....tac...tac....tac...tac....tac..." cuya procedencia no tenía muy clara. Tras largos ratos montado sobre la bici con este sainete y haciendo "brainstorming" conmigo mismo llegué a la conclusión que solo podía ser en la tornillería de los platos o en los piñones. Ayer tocó limpieza, engrase y mantenimiento de la bici y puse cartas en el asunto.

Mantenimiento

Desmonté biela izquierda y tornillería de platos. Tras una limpieza y engrase de los tornillos vuelta a apretar cada uno con su par correcto. Igualmente le pegué un apretón al casette. El resultado ha sido el esperado. Ni un solo ruido, tan solo el de mi bici cortando el aire y el dulce sonido de la transmisión correctamente aceitada. A ver lo que dura.